Seleccionar página
Bizcocho de plátano

Bizcocho de plátano

Después del éxito que ha tenido el bizcocho de plátano que hice en el pueblo, quería compartir la receta contigo. Sé que la opinión de tus amigos cuenta, pero cuando otras personas te repiten lo mismo, debe ser que es verdad que está bueno. Otra de mis pasiones además de la cocina es la decoración, por eso os voy a dar algunos consejos de cómo presentar vuestro bizcocho, si queréis que sea el rey de la mesa.

Un toque floral hará que parezca aún más apetecible por el colorido. Y si las flores son silvestres mucho mejor. Si lo que quieres es regalárselo a alguien, un empaquetado bonito hará que triunfes seguro. En este caso en vez de introducir la masa en el molde de aluminio que tenemos en casa, lo haremos en un molde de cartón especial para horno, que puedes encontrar en la tienda mini cooking. Esta tienda me tiene enamorada, en ella puedes encontrar todo lo que necesites para hacer tus recetas favoritas.

En mi próximo post hablaré de distintas formas de presentarlo para regalo. Ahora vamos a la receta:

INGREDIENTES:
. 6 Plátanos muy maduro
. 150 ml de aceite vegetal
. 200 gr. de azúcar moreno
. Una cucharadita de vainilla
. Una cucharadita de levadura
. 2 huevos
. 75 gr. de yogurt natural
. 210 gr de harina
. Una cucharadita de bicarbonato
. 1/4 de sal
. 3 cucharadas de azúcar en polvo

ELABORACIÓN:
Precalentar el horno a 180 grados durante 10 minutos. Machacar 5 plátanos y medio y reservar el resto para decorar. En un bol mezclamos el aceite, el azúcar moreno, la vainilla, los huevos y el yogurt. Añadimos el puré de plátanos y reservamos. En otro bol mezclamos la harina, el bicarbonato, la levadura y la sal. Introducimos los ingredientes secos a la mezcla de plátanos y lo vertemos en un molde. Colocamos rodajas del medio plátano reservado por encima y espolvoreamos con el azúcar en polvo. Horneamos durante 40 o 50 minutos.

Delantal Oficio

Delantal Oficio

Hoy me gustaría hablar sobre nuestro producto estrella, nuestro delantal Oficio. Todos queremos sentirnos guapos, sea cual sea nuestro oficio: carpinteros, floristas, panaderos, camareros… Es por ello que cuando diseñamos nuestro (más…)

Salvando flora

Salvando flora

Mirar al balcón y ver como tus plantas te piden ayuda, es una buena manera de empezar el día haciendo algo creativo. Hace unos días paseando por Malasaña, vi un nuevo espacio dedicado a las plantas, buscaba macetas o jardineras para trasplantar, y me llamaron la atención unas fabricadas con fieltro. Quedaban muy bien estéticamente y mejoraba rápidamente el crecimiento de las plantas en (más…)

Carnaval floral

Carnaval floral

Es verdad, son carnavales y hay que poner remedio a mis ganas de crear un tipo. Aún recuerdo el primer carnaval que pasé en Madrid, recién legada de Cádiz. Creo que fue una de las veces en las que más extranjera me sentí en la capital. Con el tiempo he aprendido a no renunciar al sentimiento del carnaval, desaturando colores y acercando la naturaleza a cada detalle. Sí, puede parecer que no es un disfraz, pero (más…)

Tortillitas de acelgas

Tortillitas de acelgas

Suena mi Cádiz por la ventana. Este viento de los últimos días me ha hecho recordar el sur durante el fin de semana. Una mañana de domingo nunca es una mañana; es un momento sin medida más allá de los sentidos. Tengo la necesidad de poner un sonido a cada instante para recordar. De este modo, al escucharlo de nuevo, podré evocar los recuerdos con un mapa sensorial delicioso. Somos de donde amamos. Soy de lugares pequeños, de pequeñas puertas y nombres pequeños; de lugares muchas veces recorridos y repetidos, y soy de lugares que son tiempo y un poco más. Estos últimos son los que hoy han regresado a mi cocina con el viento.
Cocinar es componer. Es crear una melodía tocando las teclas que ilustran el paladar. Hoy quise escuchar mi tierra gaditana, y no fue en mi querido Lambuzo, una de las cocinas con más acierto y gusto que he conocido en Madrid. Harina de garbanzo, acelga, ajo y sal. Cuatro ingredientes que son cuatro lugares, teniendo en cuenta que defiendo los apellidos en la cocina, y mi receta de hoy tiene nombres propios, padres y madrinas. Acelgas del Huerto de Lucas, harina de garbanzos de Las panaeras sevillanas, ajo de Las Pedroñeras y sal. Seguramente las tortillitas de camarones son una de las estrofas más repetidas en la cocina andaluza, pero hoy quise variar y optar por otra versión, que además son un recuerdo de mi infancia.

Dejar reposar hará que los ingredientes liguen mejor y absorban entre sí los sabores. Después de freír y dejar que el papel absorbente retire el exceso de aceite, toca disfrutar del mejor momento. Estas tortillitas son para comerla en el momento de freírlas, ya que si se enfrían perderán su textura crujiente. Espero que disfrutéis del momento tanto como yo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad